Consejos para ahorrar dinero después del verano

Es posible que sea septiembre, se hayan terminado tus vacaciones y te hayas dado cuenta de que, posiblemente, has gastado más de lo que pensabas en un primer momento. Hoy te damos consejos para ahorrar dinero después del verano porque queremos que puedas recuperarte cuanto antes de esta situación.

 

Como acabamos de decir, seguramente estas vacaciones hayas gastado más de la cuenta. No te preocupes, porque por lo visto no eres el único. Tal como muestran la mayoría de estudios, es muy habitual venirse arriba durante este periodo. Algo que quizás no te hubiera pasado factura si conocieras los nuevos trucos para ahorrar cuando viajas.

Por ejemplo, la encuesta de presupuestos familiares del INE de este año, apunta que los españoles hemos aumentado en el gasto en vacaciones del “todo incluido” en un 6,8%.

Las vacaciones de verano son un periodo del año muy importante del año y son a las que se destina más días y presupuesto. Esto es lo que se desprende de una encuesta realizada por PANGEA The Travel Store.

Amortigua los gastos fijos de después del verano

Existen una serie de gastos que son indispensables. Como norma general suelen ser los más importantes del conjunto total, tanto por su carácter urgente como por la cantidad que suponen. Estos serían algunos de ellos.

Luz, agua y combustible. Los gastos del hogar o del vehículo siempre van a estar ahí y resultan imposibles de esquivar. Para este y el resto de gastos frecuentes, te voy a dar tres soluciones posibles.

  • Utiliza las marcas blancas. Puede suponer un alivio. Según la Oficina de Consumidores y Usuarios, comprar estas marcas de distribuidor supone entre un 35% y un 45% de ahorro. Algo que en las grandes ciudades se traduce en 2.500 euros anuales.
  • Aprovecha las ofertas, cupones y descuentos. A día de hoy existen muchas ofertas en este sentido.
  • Aprovecha la compra online. Más allá de los gastos de desplazamientos, comprar desde casa abre una ventana de oportunidades al ahorro. Una de ellas y quizás la más importante es la posibilidad de comparar productos y decidirse por el más barato.

Deudas y seguros

Una posible solución para ahorrar dinero después del verano es buscar un nuevo contrato que aúne varios gastos. Por ejemplo, si durante el mes pagamos nuestra conexión a Internet, nuestra televisión por cable y un par de líneas de teléfono, sería interesante explorar la posibilidad de que nuestra compañía nos ofrezca un servicio conjunto de todos ellos. También podrías cambiar directamente de compañía en el caso de que, por ejemplo, venciera el seguro de tu coche.

Otra de las opciones que ofrecen alguna de estas compañías es un ahorro si les consigues un cliente. Este es el caso de Orange con su plan ‘Invita y ahorra’.

 

Gastos derivados: las comisiones. Suelen ser uno de los gastos más incómodos que tenemos, pero también, desconocemos que hay métodos para evitarlos. Estos gastos que nos suelen cobrar por “compensación de servicios” tienen alternativas. Por ejemplo, en el caso de las bancarias, existen situaciones en las que se pueden reclamar y/o negociar estas comisiones. Este sería el caso de que tengamos la nómina domiciliada, o una cantidad importante depositada en un mismo banco. También se podría reclamar en este caso si la comisión no corresponde con ningún servicio efectivamente prestado o si no nos avisan con antelación.

Eventos especiales: vuelta al cole. Al igual que están las vacaciones, los aniversarios o Navidad, después del verano hay fechas marcadas en rojo en las que debemos realizar un mayor esfuerzo económico. Con septiembre nosotros volvemos al trabajo pero nuestros hijos al colegio. Si quieres saber como encarar la vuelta a las aulas lee nuestro post. Además, aquí puedes encontrar algunas ofertas muy interesantes para hacer frente a la llegada del calendario escolar y poder ahorrar dinero después del verano.

Ahorrar dinero después del verano: cuánto ahorrar al mes

No existe una respuesta exacta para responderte cuál es la cantidad que debes ahorrar todos los meses, pero sí unas reglas que te orientarán a marcar objetivos a largo plazo y poder cumplir tus metas.

Una buena fórmula es la de “conseguir la libertad financiera”. Esta idea fue elaborada por Rob Berger. Lo que el periodista financiero explica es muy útil: una hoja de cálculo en la que combina fórmulas para saber cuánto se debe ahorrar. Afortunadamente este método está disponible para cualquier persona.

Este vídeo explicativo te dará una amplia idea para ahorrar.

Establece un plan de ahorro

Si todavía estás pensando cómo hacer realidad tu ahorro a través de una metodología completa te vamos a describir cuáles son los tips más efectivos para conseguirlo. Ahí tienes los que he considerado más importantes.

Registra gastos. Para hacerlo, la mejor forma es categorizarlos. Puedes hacerlo según muchos criterios. Dependiendo de las fechas (semana 1, semana 2…), por tipo de productos (comida, transporte). También por el tipo de servicio (desayuno, autobús para el trabajo). Una vez esbozado este aspecto puedes elaborar tu presupuesto.

Haz un presupuesto.  La idea de elaborar un presupuesto se fija en acotar dos objetivos: prever tus gastos y de esta forma restringir los posibles excesos. Para ello debes fijarte un máximo de “dinero objetivo” que has destinado al ahorro en una determinada mensualidad.

Planifica tu ahorro. Puede ser la parte más laboriosa de todas, aunque es la que más beneficios puede reportarte. Uno de los programas más recomendados para estas situaciones es Fintonic.

 

Ponte objetivos y motívate. Sabemos que ahorrar es sumamente difícil cuando lo establecemos en un plan a largo plazo. La motivación de las primeras semanas puede perderse con el paso del tiempo. Por eso las metas suelen ser un aliciente. Pensar que el ahorro de hoy te puede servir para pagarte una semana más de vacaciones te va a ayudar a realizarlo. Así que mentalízate en la importancia de este paso para ahorrar dinero después del verano.

Tips sencillos que te harán ahorrar más rápido

 

Incrementa tus ingresos. Claramente cuando aumentan tus ingresos también lo hace el margen de maniobra para ahorrar. Actualmente, para ganar más dinero no es necesario buscar otro trabajo ya que en Internet hay otras maneras de ganar dinero desde casa.

Aprovecha lo gratis. Actualmente existen muchas posibilidades para que, con el cambios de algunos hábitos, adquieras productos de manera gratuita o a muy bajo coste. Alguna de estas son Comerporlapatilla.com o  Segundamanita.com. También Nolotiro.org, Telodoygratis.com o Tologratis.com te ayudarán a ahorrar dinero después del verano.

Mercado online.  No lo dudes y revisa las principales tiendas online en busca de las ventajas especiales. Además, todas ellas ponen en marcha promociones durante estas fechas.

Tiendas de segunda mano. Es otra de las opciones que, buscando detalladamente, puede salirte muy rentable. Cash Converters es líder en tiendas de segunda mano.

Pasa de la compra a la puja. Una de las opciones desconocidas son las miles de subastas que hay día a día. Si estás un poco atento y te marcas los avisos en tu correo o móvil puedes hacerte con más de un chollo.

Marca días clave. Cargar el carro de la compra de productos ofertados puede significar una gran diferencia a largo plazo. Por eso sería bueno que los días de descuentos importantes aprovechases para hacerte con todo lo que te hace falta y, sobre todo, con lo que necesitarás en el futuro y todavía no lo tenías en mente. Me refiero a citas clave como los Black Friday, Ciber Monday o Single’s Day. Este último también se conoce como eDay.

Hasta aquí el post de hoy para aprender a ahorrar dinero después del verano. Si te interesa más cosas sobre este tema también puedes ver otros consejos para ahorrar o cómo hacerlo simplemente cambiando tus hábitos de consumo.